Dieta para la prostatitis en hombres.

dieta para la prostatitis

El médico tratante prescribe alimentos dietéticos cuando se detectan los primeros signos de procesos inflamatorios en la glándula prostática en los hombres. Una nutrición adecuada, aunque es un método auxiliar para tratar esta dolencia, sin embargo, da un efecto muy tangible, especialmente en combinación con un estilo de vida activo o la implementación de ejercicios de fisioterapia.

Una dieta equilibrada puede mejorar significativamente el funcionamiento del sistema inmunológico, prevenir la formación de estreñimiento, que afecta negativamente la funcionalidad de la glándula prostática y reduce la frecuencia de la micción nocturna. Además, la dieta para el diagnóstico de prostatitis en hombres proporciona un flujo sanguíneo natural a todos los órganos internos. Esto aumenta la entrega de todos los nutrientes esenciales y también previene una irritación adicional de la próstata durante una exacerbación de la enfermedad.

Cuando a un paciente se le diagnostica prostatitis crónica, un alimento dietético seleccionado adecuadamente reduce el número de recaídas de la enfermedad.

Una dieta balanceada para la prostatitis y el adenoma de próstata no causará molestias y no necesita restricciones serias. La lista de platos y productos permitidos es bastante amplia por lo que el menú es variado. El uso constante de alimentos prohibidos puede conducir a un largo proceso de tratamiento o incluso al desarrollo de una etapa crónica de la enfermedad de la próstata. Por lo tanto, después de consultar con su médico o dietista, debe abandonar por completo los alimentos prohibidos y limitar los que no se recomiendan tanto como sea posible.

Productos prohibidos

La lista de alimentos prohibidos para la prostatitis crónica o su forma más benigna no puede considerarse bastante amplia. Además, tenga en cuenta que muchos alimentos no se pueden comer en grandes cantidades. Si el paciente siente un deseo salvaje de comer algo prohibido, debe tener en cuenta su estado de salud. Entonces, en el curso agudo de la enfermedad, una pequeña porción de su plato favorito puede causar malestar.

Además de las bebidas alcohólicas, que pueden irritar el tracto urinario y provocar un dolor intenso, la dieta para la prostatitis crónica no permite el uso de los siguientes alimentos:

  • Todas las legumbres;
  • Varios refrescos;
  • Toda conservación;
  • Todo tipo de productos semiacabados y despojos;
  • Verduras como rábano, acedera, ajo y pimienta;
  • Frutas con alto contenido de ácido;
  • Hongos;
  • Magdalenas, pan blanco;
  • Carnes grasas;
  • Chocolate
  • Alimentos grasos y fritos;
  • Varios productos ahumados.

En presencia de patología, es necesario limitar el consumo de café o hacerlo menos fuerte, y también minimizar la ingesta de platos salados y picantes. Todo lo que está prohibido debe ser reemplazado por alimentos mucho más saludables.

Productos útiles

Una dieta equilibrada en el diagnóstico de prostatitis o adenoma de próstata no puede dejar de ser sabrosa o variada, incluso a pesar de la presencia de una determinada lista de alimentos y alimentos prohibidos. Con esta patología, es muy importante que el cuerpo masculino reciba una cantidad suficiente de vitamina B6, lo que a su vez contribuye a la absorción temprana de microelementos útiles.

nutrición adecuada para la prostatitis

Una alta concentración de esta vitamina se encuentra en las zanahorias, el salvado y el trigo germinado. Además, para un tratamiento más rápido y eficaz, los pacientes que luchan contra la prostatitis deben incluir los siguientes alimentos en su dieta:

  • Alimentos ricos en fibra, que ayudan a mejorar la función intestinal y a prevenir el estreñimiento. Gracias a esto, se mejora la circulación sanguínea en la pelvis pequeña, lo que tiene un efecto positivo en la reducción de las reacciones inflamatorias. Estos productos incluyen verduras, frutas y cereales;
  • Alimentos con alto contenido de zinc. Es este elemento útil el que tiene un efecto significativo en el funcionamiento completo de la glándula, normaliza una erección, si existen tales problemas, y reduce el riesgo de infertilidad masculina. Para asimilar completamente el zinc, el cuerpo necesita una cantidad suficiente de vitamina E, en la que son ricas las verduras de hoja. Puede saturar el cuerpo con zinc consumiendo frutos secos y mariscos;
  • Verduras, bayas, frutas como calabazas, sandías, melones, respectivamente, son muy valiosas para el retorno de la fuerza masculina;
  • Sopas de verduras ligeras, que son bien absorbidas por el cuerpo del paciente y previenen el desarrollo de obesidad;
  • Productos lácteos fermentados que ayudan a limpiar los intestinos;
  • Varias bebidas de frutas y compotas. Beber es especialmente importante durante una exacerbación de la prostatitis. Durante este período, las bebidas de frutos rojos serán muy útiles.

Como puede ver en la lista de alimentos esenciales, todos son muy comunes y no necesitan ningún procesamiento especial durante la preparación.

Menú de muestra

Conociendo la lista de productos permitidos y prohibidos, es muy importante componer correctamente el menú. Durante una exacerbación de la prostatitis, es mejor moler el plato terminado tanto como sea posible y tomarlo exclusivamente caliente.

El desayuno puede incluir lo siguiente:

  • Gachas de avena (avena, maíz, cebada perlada) y frutas no ácidas;
  • Tortilla sazonada con hierbas frescas, un trocito de queso y compota de frutos rojos;
  • Cazuela de requesón y fruta fresca.

El té verde o de hierbas, así como el agua mineral sin gas o el zumo recién exprimido son perfectos como complemento del desayuno.

El almuerzo puede incluir:

  • Sopa de pescado magro (sería mejor cocinarlo en el segundo caldo), así como una ensalada de berenjenas y tomates;
  • Borscht, cocido sin carne, ensalada de zanahorias y pepinos frescos, pescado al vapor;
  • Gachas de arroz sueltas con mariscos y espárragos hervidos;
  • Sopa de puré de brócoli, pato guisado y ensalada de tomates, pepinos, queso bajo en grasa y aceite de oliva;
  • Chuletas, ternera al vapor, espaguetis de trigo duro.

Puede complementar un abundante almuerzo con compotas de frutos secos, infusiones de rosa mosqueta, té verde y jugo recién exprimido.

La cena puede incluir:

  • Salteado de verduras y mariscos hervidos;
  • Estofado de carne con zanahorias y remolacha;
  • Carne de conejo en crema agria, cocida al horno con verduras;
  • Estofado de ternera con verduras;
  • Pescado magro al horno.
lo que se puede y no se puede comer con prostatitis

Si tiene hambre durante el día, puede tomar un refrigerio con pasteles de queso, barras de muesli, batidos, requesón o queso bajo en grasa, yogur natural, manzanas y plátanos, chocolate amargo amargo. Antes de cepillarse los dientes antes de acostarse, los nutricionistas recomiendan beber un vaso de kéfir o yogur bajo en grasa y, si lo desea, puede comer una pequeña porción de yogur.

Al seguir una dieta, es muy importante no soltarse y empezar a comer de repente casi todo, porque tal acción puede provocar una recaída de la enfermedad o provocar problemas de estómago.

Para que la orina salga del cuerpo de manera oportuna durante una exacerbación de la patología de la próstata, es necesario observar un régimen de bebida y beber al menos 2 litros de agua por día (en ausencia de enfermedades en las que la cantidad de líquido consumida debe ser limitada). Las bebidas de frutas de arándano rojo y arándano rojo promueven la rápida eliminación de todas las bacterias a través de la uretra.

Para prevenir enfermedades que amenazan la salud de los hombres, es imprescindible desayunar y comer algo de fruta cada 2-3 horas. El almuerzo debe contener sopa baja en grasa y no debe comer alimentos fritos para la cena.

Una nutrición adecuada es una parte necesaria del curso del tratamiento para la prostatitis. Cuando se complementa con la dieta correcta de actividad física constante o ejercicios de fisioterapia, el progreso de la recuperación llegará mucho más rápido.

04.10.2020